LO QUE DEBES SABER SOBRE EL TINTADO DE LUNAS DE TU VEHÍCULO

¿Estás pensando en tintar las lunas de tu vehículo? Si es así, ¡esto te interesa! 

Con la llegada del buen tiempo, los pedidos de tintado de lunas se multiplican, por eso, si estás pensando en tintar las lunas de tu vehículo, te vamos a dar algunos consejos que debes tener en cuenta a la hora de elegir el taller.

 

INSTALACIÓN: NORMATIVA Y HOMOLOGACIÓN

Tintar las lunas es un proceso sencillo, pero requiere de técnica y herramientas adecuadas, por eso si quieres un resultado excelente y duradero, busca un taller especializado.

Es posible que ya conozcas la prohibición de tintar:

  • vehículos sin dos retrovisores exteriores (derecho e izquierdo),
  • el parabrisas,
  • las ventanas laterales de conductor y copiloto,
  • “y/o cualquier otra superficie acristalada incluida el arco de 180º de visión directa hacia delante del conductor”.

Solamente si el vehículo pertenece a los cuerpos de seguridad del estado, o a personas afectadas por determinadas enfermedades, en ese caso sí que podrían tintar las lunas laterales delanteras.

Los técnicos de la ITV en tu próxima revisión, además de revisar la correcta instalación de la lámina, te pedirán el certificado de instalación/homologación.

Por eso el taller que elijas deberá entregarte:

  • Un certificado de laboratorio (con el modelo de lámina instalado y especificaciones técnicas),
  • lugar y fecha de instalación (datos de tu vehículo y del taller),
  • y sello en cada cristal tintado (con un grabado en la propia lámina o una pequeña pegatina).

 

TONOS / OPACIDAD

Existen distintos niveles de opacidad y tonos, según la luz que permite pasar la lámina. La elección muchas veces suele basarse en modas.

Si quieres que el tintado cumpla al máximo su cometido, es decir, proteger de deslumbramientos, rayos UV, disminuir la temperatura del interior del vehículo… te recomendamos elegir una lámina oscura -transmisión de la luz del 5%- aunque no puede ser totalmente opaca, ya que no cumpliría la normativa.

 

¡Si aún no te has enterado, en Distrito Gráfico, marzo es el mes del tintado de lunas!

 

GARANTÍA

Como en todo, los precios bajos son un reclamo importante a la hora de captar clientes, pero en la mayoría de los casos (por no decir en todos), si la diferencia de precio es muy acusada puede ser por alguno o varios de estos motivos:

  • Diferencia de calidad del producto
  • Diferencia en la instalación
  • Diferencia en las garantías y homologación de la lámina

Por eso, no caigas en la tentación de precios bajos, elige un taller que te ofrezca garantía en la CALIDAD de la lámina, confianza en la INSTALACIÓN y por supuesto en la HOMOLOGACIÓN. Te evitarás problemas como la aparición de burbujas, grietas o rayado de la lámina, despegado y otros desperfectos del producto, por no hablar de las posibles sanciones económicas o rechazos en la Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

 

¡Escríbenos y pregúntanos todo lo que quieras saber! Estamos encantados de poder ayudarte.

 

Contenido exclusivo para suscriptores, ¿te lo vas a perder?

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.